Inicio » Blog » ERP en la nube: ¿Qué es y cómo elegirlo?

ERP en la nube: ¿Qué es y cómo elegirlo?

Descubre qué es y cuáles son los beneficios de tener un ERP en la nube, y mejorar así la operatoria de tu negocio.

Imagina un software tan poderoso, que es capaz de ayudar a gestionar y automatizar todos los procesos de una organización, desde recursos humanos y finanzas hasta la producción y la logística. Se oye grandioso, ¿no? 

Eso es precisamente, un ERP en la nube; el gran aliado de las empresas que buscan estar al día (y por qué no, a la vanguardia), de la sustantiva transformación que atraviesa el mundo laboral y que, en los años que vendrán, seguirá ganando protagonismo. ¡Sigue leyendo y aprende más sobre estos sistemas!

¿Qué es un ERP en la nube? 

Los sistemas de Planificación de Recursos Empresariales (ERP, por sus siglas en inglés), son un conjunto de programas informáticos que permiten a las organizaciones administrar y unificar información de sus diferentes áreas.  

Tradicionalmente, los sistemas ERP eran implementados on-premise. Es decir, en los propios servidores de cada organización. Sin embargo, en la década del 2000, desembarcaron los primeros ERP en la nube, dando un salto cualitativo que ha permitido a las empresas alcanzar el siguiente nivel. 

Los ERP en la nube son sistemas y herramientas que trabajan con una combinación de tecnologías conectadas a internet de alta velocidad pero que, en lugar de alojarse en los servidores de las organizaciones, se almacenan en la nube de un proveedor, por un mantenimiento mensual. Así, la responsabilidad de actualizar el ERP y garantizar la seguridad en línea, queda del lado de la empresa que brinda el servicio. Esto es lo que se conoce como Software-as-a-service o, simplemente, SaaS ERP. 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un ERP en la nube?  

Como sus evidentes fortalezas para promover la digitalización y automatización de los procesos en las organizaciones, y conducirlas así al futuro del trabajo, el ERP en la nube supone 4 sustantivos beneficios para las empresas: 

  • Menores costos iniciales y operativos: Especialmente en comparación con los ERP on-premise. Aunque estos solo se pagan una vez, cuando la organización adquiere la licencia del software, conllevan gastos anexos, como la compra del servidor, el pago al personal IT y el respaldo de seguridad. 

Por el contrario, si bien el proveedor del ERP en la nube obtiene una tarifa mensual, los costos de implementación son menores. Además, ya instalado, las funcionalidades del software son atendidas por el proveedor del servicio, liberando talentos para tareas más rentables. 

  • Mayor accesibilidad: Los ERP en la nube suelen estar disponibles desde cualquier dispositivo con acceso a internet, acompañando distintas modalidades laborales. Además, al ofrecer un amplio rango de aplicaciones empresariales, permiten que las organizaciones funcionen de forma eficiente y puedan enfocarse en la experiencia de sus clientes y rentabilidad.
  • Seguridad: En un mundo global y digitalizado, la seguridad de los datos es una preocupación de muchas organizaciones. Sin embargo, con un proveedor confiable de ERP en la nube, como Calipso, la información vital queda resguardada de posibles ataques y vulnerabilidades.
  • Escalabilidad: Así como permitir el acceso a tecnologías emergentes, el diseño flexible del ERP en la nube posibilita actualizaciones y reestructuraciones de partes del sistema, para adecuarse tanto a las cambiantes y crecientes necesidades de las organizaciones, como a cualquier tipo de industria.

Pero, tanto como ventajas, el ERP en la nube implica desafíos para las organizaciones

El primero y más evidente, es cualquier posible caída de la conexión a internet. Aunque raramente ocurre, el inconveniente puede eludirse sencillamente, con un software de gestión en local y en la nube que se sincronicen

Por otro lado, y aunque la tendencia es hacia la mejora, los ERP en la nube tienen todavía limitada posibilidad de personalización, en comparación con los sistemas on-premise.

¿Por qué una empresa debería tener un ERP en la nube?

Actualmente, las personas aspiran a los más altos estándares y mejoras continuas de sus productos y servicios, a la vez que esperan recibirlos de forma rápida y a menores costos. 

En consecuencia, aunque cada organización tiene sus particularidades, comparte con las demás, un desafío común: la necesidad de acceder a tecnologías que los ayuden a innovar, escalar y crecer, para poder mantenerse competitivos. Es aquí, donde el ERP en la nube se transforma en la respuesta que toda empresa necesita

Gracias a sus características de avanzada y flexibilidad (y a diferencia de los sistemas on-premise), el ERP en la nube permite la adaptación continua que la digitalización exige: brinda velocidad e información estratégica para operar de forma ágil e innovadora ante contextos cambiantes. 

Así, es el aliado perfecto tanto de cara a los clientes, como para manejar procesos internos cada vez más complejos. Incluso, de ser necesario, es capaz de ayudar a gestionar redes de negocios con socios en cualquier parte del mundo. 

4 factores para elegir el mejor ERP en la nube para tu negocio

No quedan dudas: el ERP en la nube es un servicio invaluable para toda compañía. Pero, antes de contratar una, es fundamental tomar en cuenta los siguientes aspectos: 

  1. Integración con otras aplicaciones: Punto clave a nivel estratégico. Antes de contratar un servicio ERP en la nube, es central asegurarse de que será compatible con las restantes aplicaciones que se utilizan para la gestión organizacional.
  2. Soporte: Con la contratación del ERP en la nube, los datos de la organización pasan a estar también en manos del proveedor. Por eso, es importante corroborar que éste brinde un servicio profesional y rápido, con diversas vías de contacto y apoyo.
  3. Escalabilidad: El crecimiento es una premisa central de toda iniciativa económica. Se suma a ello, la transformación digital que, continuamente, ofrece nuevas herramientas tecnológicas. Por eso, desde ambas perspectivas, es clave que el sistema ERP en la nube elegido, tenga el potencial de crecer a la par de la organización.
  4. Facilidad de uso: Todo sistema de gestión debe ser intuitivo y accesible para el personal, con una interfaz sencilla e instrucciones claras. De lo contrario, la organización perderá capacidad de respuesta y operatividad.

Impulsa el crecimiento y potencia tu organización con Calipso. La transformación empieza ahora. Contáctanos aquí para asesorarte