ERP Cloud: El fin del ERP On Premise

septiembre 26, 2019

El ERP Cloud hoy por hoy es comprado por más del 80% de las empresas que necesitan 50 puestos o menos. Todo indica que en 5 años, la venta en modo On Premise, habrá prácticamente desaparecido.  Por otra parte es cada vez más frecuente que los clientes de cartera dejen sus servidores, su infraestructura, y migren a la nueva modalidad SaaS que el Cloud ofrece para los ERP.

¿Qué es el ERP cloud?

El ERP Cloud, también conocido como ERP en la nube, es un Software as a Service (SaaS) que por medio de internet otorga a los usuarios la posibilidad de conectarse al sistema de gestión empresarial. La gran diferencia con el ERP On Premise, es que los recursos necesarios se mantienen en data centers alojados fuera de la empresa y permiten conectarse al sistema y gestionar cada área operativa desde cualquier dispositivo con acceso a internet. En contraposición, un Software ERP On Premise no guarda datos en la nube, sino que lo hace dentro de la empresa, con la infraestructura de servidores con la que la compañía cuenta.

 

Ventajas del Cloud ERP

Reducción de costes e implementaciones más cortas.

Los sistemas ERP On Premise en general tienen implementaciones que llevan más tiempo que los ERP en la nube. Además suelen ser más caros, ya que el mantenimiento y las actualizaciones son realizadas por el cliente.

Menos complejos

Para empresas pequeñas, medianas o relativamente nuevas los ERP instalados locamente suelen resultar más complejos y costosos ya que es posible que no cuenten con procedimientos informáticos claros. Es por eso que un ERP Cloud resulta menos complejo y puede adaptarse mejor para éste tipo de compañías.

Acceso remoto

Un ERP Cloud, al ser un aplicativo web permite acceder a sus datos desde cualquier lugar y en cualquier momento de forma online. Con cualquier dispositivo como teléfonos celulares, tablets, computadores, etc puede ingresar al aplicativo sin restricciones.

Factores de cambio On Premise a ERP Cloud

La modalidad SaaS gracias a la confluencia de una serie de factores se ha impuesto de modo categórico ¿Por qué este cambio tan drástico?  por una serie de factores como:

Complejidad de los sistemas

La complejidad de los sistemas ERP se ha incrementado notablemente. Lo que antes podía mantener un recurso de sistemas Junior o Semi-Senior hoy requiere de un equipo multidisciplinario con experiencia. Hace 20 años sólo había que lidiar con la red, el backup  y un servidor que se usaba para todo. Hoy hay que manejar un grupo de servidores, el motor de base de datos la conexión con internet, el comercio electrónico, la conexión con los bancos, los antivirus, la virtualización, etcétera, etcétera.  Por otra parte los recursos humanos para manejar la informática eran comparativamente mucho más accesibles económicamente que en la actualidad. Hoy son casi inaccesibles para las empresas pequeñas y medianas

Las comunicaciones que antes eran un problema hoy son omnipresentes y económicas.  De hecho hoy sin internet prácticamente no se puede vender ni comprar ni hacer presentaciones impositivas, ni prácticamente nada,  de modo que depender de internet para utilizar el software de gestión no implica un problema adicional

Reducción de costes en Data Centers

El Hosting en un Data Center de nivel internacional en el pasado era muy costoso,  hoy ya no lo es y usualmente es bastante más económico que tener hardware propio. Ni hablar de la ventaja financiera e impositiva.

Riesgos en infraestructura

Los riesgos de una infraestructura propia hoy son importantes y complejos de manejar.  Los ransomwares ya no son cosas que vemos en las películas de ciencia ficción; el que no los ha sufrido conoce, a quién los ha padecido. Muy generalmente la infraestructura propia no tiene una política de backups y/o disaster recovery adecuada a los nuevos tiempos.

Foco en el negocio

La gran mayoría de los empresarios ha comprendido que debe enfocarse en lo que realmente sabe hacer. Para esto es importante dejar las tareas técnicas que no son parte de su Core Business en manos de especialistas. De hecho sí ya es una tarea compleja manejar un equipo de informáticos dentro de una organización mediana o pequeña, mucho más difícil será realizar auditorías sobre ellos, casi imposible. Sumado que esto también involucra riesgos concretos muy grandes.

La cuestión tecnológica de los ERP Cloud

No obstante en este nuevo escenario surgen algunas cuestiones. La tecnología que era adecuada para una implementación On Premise y cliente-servidor, típicamente interfaz GUI sincrónica, ya no lo es para trabajar desde el ERP en la nube. Este nuevo entorno requiere interfaces web con funcionalidad desde cualquier dispositivo y browser para realmente utilizar toda la potencialidad del mismo. Lógicamente también se puede trabajar en modo SaaS y desde el cloud con artilugios como, terminal server manteniendo la viejas interfaces: Pero usualmente surgen sobrecostos así como problemas de funcionalidad por latencia. Por ejemplo un producto con interfase web puede hostearse en cualquier lugar del mundo, uno donde que se utiliza remotamente con una interfase GUI no permite ser hosteado más lejos que Brasil lo cual implica al menos un 30% adicional en los precios de las VM.

El futuro

Los principales analistas del sector anticipan que en 5 años prácticamente no existirá el software ERP on premise.  Es que el futuro es el SaaS, y creo que las métricas que se compararán dentro de ese esquema serán el costo recurrente, la calidad del soporte y la velocidad de implementación